Las carretillas elevadoras, conocidas coloquialmente como “toros” son vehículos a motor de combustión o eléctricos,con una enorme fuerza y fáciles de manejar… y de volcar.

Como veis en la anterior imagen, a veces se usan de forma equivocada las carretillas. Que sean “elevadoras” no significa que se pueda “elevar” a personas así como así. Las aspas no sólo son demasiado estrechas para poder estar encima sin riesgo, sino que incluso son poco estables y poco adherentes, por lo que un paso en falso o colocar un poco mal el pie puede acabar en tragedia, pues esta práctica se le considera Riesgo de Altura.

La primera medida a tomar es utilizar otros medios para elevar a personas, medios más seguros, o al menos equipar la máquina con una estructura que esté certificada para subir personal.

Noticia original

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>